Imap vs pop3

Configurar el correo electrónico empresarial puede parecer un proceso tan sencillo, que es capaz de hacerse en cuestión de minutos. Sin embargo, existe dentro un procedimiento que por lo general se realiza al azar: la elección del protocolo. En la actualidad existen dos que se disputan la preferencia de los usuarios IMAP o POP3.

La elección de entre estas dos alternativas se encuentra muy asociado, sobre todo al uso que se dará a la cuenta que se está configurando, además de otros factores, como por ejemplo, el tipo de usuario que utilizará el correo, el tipo de conexión y el hospedaje web

Los elementos mencionados, constituyen un factor fundamental en la elección del protocolo IMAP o POP3, puesto a que operan de forma muy diferente. No obstante, no es posible elegir alguno de ellos, si no se conocen principalmente que son y las funciones que cada uno cumple dentro del correo electrónico.

Pensando en estos detalles, en el siguiente artículo se presentan ambos protocolos de forma individual, sus ventajas y el funcionamiento tanto del IMAP como Pop3. Después de leer esta información, sabrás elegir el que se ajuste a tus requerimientos efectivamente.

IMAP: ¿Qué es?

IMAP, es el acrónimo para Internet Message Access Protocol, siglas en inglés, utilizadas para identificar al protocolo de red, que basa su funcionamiento en texto. La principal características de este protocolo, es que los correos electrónicos quedan almacenados en el servidor, lo cual brinda al usuario, la posibilidad de acceder a ellos desde cualquier dispositivo que desee.

Este dispositivo mantiene una sincronización entre todos los dispositivos que el usuario decida utilizar para ver su correo electrónico. Esto significa, que cuando reciba un correo y lo revise en cualquiera de los dispositivos, este se mostrará como leído en los otros lugares donde la cuenta se encuentre sincronizada.

La facilidad que esta característica ha llegado a brindar a los usuarios, permite que este protocolo sea uno de los favoritos. Pues mantiene en el servidor toda la información del correo electrónico, disponible para verse en cualquier lugar y momento que sea necesario.

IMAP: Ventajas

La gran mayoría de ventajas que ofrece IMAP a sus usuarios, se encuentran asociadas al proceso de sincronización, que da amplia facilidad de poder ver los datos en diferentes dispositivos, si así lo desea. Veamos de forma más específica las ventajas que ofrece este protocolo.

  • Los correos son almacenados en el servidor, lo que permite que puedan ser visualizados en cualquier momento
  • El usuario puede ver su correo y sincronizarlo en los dispositivos que desee.
  • Las carpetas y cambios realizados en el correo, aparecerán en todos los dispositivos sincronizados.
  • Los mensajes recibidos son descargados con mayor facilidad y rapidez, al solo hacer clic sobre ellos.
  • La recuperación de correos e información es sencilla, pues al mantenerse en él servidor el tiempo que el usuario decida, puede recuperarlos desde otro dispositivo con conexión a internet.
  • Es más moderno.
  • Puedes cambiar de dispositivo y al configurar el nuevo con tus datos ingresarás a tu cuenta tal y como estaba en el aparato anterior.

IMAP desventajas

Aunque es verdaderamente útil, este protocolo presenta desventajas muy específicas.

  • El espacio de almacenamiento puede alcanzarse con rapidez, por esta razón, es necesario revisar constantemente la capacidad que posee la bandeja de entrada.
  • Este servidor no sincroniza contactos ni calendario.
  • El usuario requiere obligatoriamente conexión a internet si desea revisar su bandeja de entrada, ya que esta se encuentra directamente en la nube.

POP3: ¿Qué es?

Este protocolo, representa la versión más actualizada del Post Office Protocol (POP). En este caso, se trata de programas clientes de correo electrónico. Un ejemplo muy conocido, es Outlook. Este protocolo, permite que los usuarios puedan descargar todos los correos del servidor y verlos, sin estar conectados a internet.

De hecho, este protocolo fue creado, precisamente en un momento en el que el internet resultada un servicio de elevada tarifa, brindando la oportunidad a los usuarios de conectarse únicamente para descargar sus correos y verlos posteriormente, sin necesidad de seguir conectados.

He aquí su característica principal y es que no se requiere internet para su uso. La segunda, es que una vez el usuario descarga el e-mail recibidos, este protocolo los elimina del servidor automáticamente, dejándolo solo disponible en el dispositivo donde fue descargado.

Aunque existe en la actualidad una opción de configuración para destacar los mensajes que no se desean eliminar. Sin embargo, esto puede resultar contraproducente, pues el mismo correo se descargará la misma cantidad de veces que desees verlo.

POP3: Ventajas

  • Una de las ventajas principales de este protocolo, es que no precisa visualizar la capacidad de almacenamiento del buzón, pues los correos son almacenados de forma local.
  • No precisa de conexión a internet para visualizar los correos almacenados en el dispositivo.
  • Algunos clientes poseen la opción de conservar los correos en el servidor.
  • Ofrece mayor privacidad, aspecto que resulta de gran ayuda sobre todo en las empresas. Pues no permite la sincronización desde otros dispositivos.

POP3: Desventajas

  • Las carpetas, directorios y otras funciones que crees dentro del correo local, solo estarán disponibles allí. No aparecerán en el servidor, ni en ningún otro dispositivo.
  • Elimina los mensajes una vez descargados y solo se almacenan de manera local.
  • Aunque existe la opción de no eliminar los mensajes descargados, estos seguirán apareciendo como “No Leídos”, al abrir el correo en otro dispositivo.
  • Dado a que no es posible la sincronización, si el dispositivo donde se encuentra abierto el correo sufre una avería, se perderá toda la información.
  • Funcionamiento deficiente en dos dispositivos al mismo tiempo.

IMAP o POP3: ¿Cuál elegir?

Pese a que han quedado establecidas las diferencias, ventajas y desventajas de ambos protocolos. Es evidente que entre los dos, IMAP ofrece mayores ventajas y mejor funcionamiento que POP3. Si bien es cierto, este último permite la descarga de los correos para ser visualizados offline, existen clientes de correo, que permiten descargar a nivel local los mensajes recibido en IMAP.

La posibilidad de sincronizar varios dispositivos con una misma cuenta, es lo que hace a IMAP, el más utilizado y recomendado por la gran mayoría. Por cuestiones de comodidad y rendimiento, es habitual inclinarse a este protocolo. Ahora bien, para aquellos usuarios que desean excesiva privacidad, el POP3, ofrece esta cualidad fácilmente.

La decisión de elegir uno de ellos, debe ser tomada considerando los aspectos mencionados al inicio de este artículo. El tipo de usuario, el uso que se dará al correo electrónico, la conexión a internet que se posea, pueden influir en la decisión.